El mosaico en Nicaragua

Reproducimos un artículo del subscrito publicado en “EL NUEVO DIARIO” de sábado 17 de agosto de 2002 en Managua, Nicaragua, Centroamérica.
Nuestra “Nicaragua, Nicaragüita”…tierra de lagos y volcanes…“tan violentamente dulce” como decía Julio Cortázar, es también la patria de las oportunidades perdidas.
El “TALLER NACIONAL DE MOSAICO” es una de estas tremendas oportunidades perdidas de Nicaragua.


En Managua lo intentamos en la “Escuela Nacional de Arte Público Monumental” (ENAPUM-DAS) entre los años 1982/1987, y lo intentamos nuevamente en el “CEMOAR/Colores de Luz” (Km.15½ Carretera Sur) en los primeros años de este nuevo siglo y milenio…..
El artículo que reproducimos integralmente se refiere a este último intento, y lo reproducimos propiamente para reflexionar sobre estas ocasiones esfumadas….

 

1984/1987-"ESCUELA NACIONAL DE ARTE PUBLICO-MONUMENTAL": EL EDIFICIO DE "LA TALLERA" ( CON EL PIZARRON DE 80 METROS CUADRADOS, EL MAS GRANDE DE AMERICA LATINA) Y EN PRIMER PLANO UNA PARTE DE LA PALETA GIGANTE DE PIEDRAS NICARAGUENSES DE COLORES PARA MOSAICOS

Arte, artesanía y arquitectura

EL MOSAICO PINOLERO
Por Sergio Michilini

HISTORIA DEL MOSAICO
El Mosaico es una de las técnicas de las artes plásticas más resistente, y su duración en el tiempo es prácticamente infinita, también en el exterior de los edificios.
El término mosaico proviene del latín “musivum opus”, que significa decoraciones en los lugares tradicionalmente consagrados a las Musas, esto es grutas, fuentes con sus superficies de pisos, muros, bóvedas etc.: es una técnica esencialmente ligada a la arquitectura, pero también desde la antigüedad se ha desarrollado una tradición de “mosaico/cuadro” transportable como los “emblemata” griego-romanos y los iconos bizantinos.
La técnica del mosaico esencialmente consiste en un acercamiento organizado de trocitos (tessere) fijados por un ligante (cal, cemento, yeso, resinas vegetales etc.).
Por trocitos (tessere) se entienden cubitos o paralelepípedos de rocas naturales, esmaltes vidriosos y terracotas y se obtienen quebrando estos materiales con golpes secos y precisos entre una especie de escoplo (tagliolo) y un martillo especial de doble filo.
Además de trocitos de rocas, vidrio y terracota, se pueden utilizar una infinidad de otros materiales como madreperla, marfil, piedras preciosas, metales etc.
Las obras más antiguas de mosaico, del IV y II milenio a.C., se encontraron en la Mesopotamia y posteriormente los Egipcios, Babiloneses y Persas realizaron composiciones murales de ladrillos polícromos, mientras que el primer revestimiento de pavimentos en guijarros (piedra bolón o piedra lisa) descubierto hasta ahora es el de Gordio en Frigia (Asia Menor) del VIII siglo a.C.
En la antigüedad el empleo del mosaico se extiende por el Medio Oriente y la India y en América precolombina se usó en el Perú y en el México del IX y V siglo a.C. revestían las mascaras humanas y animales con turquesa, cuarzo, jade, malaquita, oro, tortuga y madreperla logrando intensos efectos de maravilla y misterio.
El invento del mosaico en trocitos (tessere) parece ser de los griegos que trabajaron en Alejandría de Egipto en el III siglo a.C. y desde entonces esta técnica se desarrolló en todo el mundo griego hasta lograr en la vastidad del imperio romano, entre el I siglo a.C. y el finalizar del mundo antiguo (V siglo en Occidente y VIII siglo en Oriente), su excelencia en las varias tendencias expresivas ( “opus signinum” y “opus tessellatum” con formas geométricas de vario tipo; “opus vermiculatum” con trocitos muy pequeños para las degradaciones de color; “opus sectile” con lastras de piedra o mármol de varios colores y formas para los pisos etc.).
El mosaico romano principalmente se implementó como revestimiento pavimentar con materiales líticos y con una paleta restringida y opaca, mientras que el mosaico bizantino es sobre todo mural y sorprendentemente rico, vibrante y luminoso en los colores del vidrio y fondos dorados. Es en Ravenna del V y VI siglo que se crearon los más altos ejemplos de todos los tiempos y las célebres obras maestras del arte del mosaico.
Después de una paulatina declinación en la edad media, a partir del 1300 hasta el 1700 el mosaico se transforma en una técnica al servicio de la pintura, logrando virtuosismos en las reproducciones de los grandes maestros en donde solamente con una cuidadosa y aproximada observación se puede distinguir la técnica del mosaico. Es en estos siglos de la llamada “pintura de piedra” o “pintura para la eternidad” que, si por un lado el arte del mosaico logra sobrevivir y perfeccionarse, por el otro esta técnica expresiva tendrá una función innatural que paralizará por siglos su desarrollo estético autónomo.
A partir de la mitad del siglo XIX inicia un progresivo renacimiento del mosaico como arte monumental y como creación artística con el encuentro entre Charles Garnier, arquitecto del Ópera de Paris y Gian Domenico Facchina, mosaiquista de Friuli (Italia) que crea el método indirecto de pre-fabricación de las inmensas decoraciones al mosaico. El suceso de este método fue tan grande que muchos grupos familiares de Friuli emigraron y crearon talleres de mosaico en todo el mundo: Estados Unidos, Australia, Brasil , México, Sudáfrica, Canadá etc.
En el siglo XX el mosaico fue utilizado por grandes creadores revolucionando el mundo del arte y del arquitectura contemporánea, como el pintor GUSTAV KLIMT, los arquitectos ANTONI GAUDÍ y JUAN O’GORMAN (al que se le debe el renacimiento del mosaico en México), los pintores DIEGO RIVERA y GINO SEVERINI, y también CHAGALL, BRAQUE, LÉGER etc. que impusieron el nacimiento de una nueva figura de mosaiquista: no solamente artesano-ejecutor, sino artista-creador que concibe y realiza su propia obra. Así que el mosaico no es más solamente un arte menor, un arte aplicado o una pintura de piedra, sino también una expresión autónoma en el ámbito del arte contemporáneo, y esta calidad le permite participar con igual dignidad que las otras técnicas de la pintura, escultura y decoración, en las grandes obras de integración plástica a nivel arquitectónico y urbano.
Entre las artes plásticas el mosaico tiene una grande afinidad con la pintura, pues si a la gama prácticamente infinita de colores y tonalidades de las piedras, granitos, mármoles, madreperlas, marfiles, piedras preciosas, jade, tortuga, perlas, terracotas etc. añadimos los esmaltes o pastas de vidrio que hoy se producen en más de 25,000 colores (talleres Doná y Orsoni en Venecia), podemos afirmar que puede considerarse una técnica pictórica con uno de los más amplios abanicos de posibilidades expresivas.

 

1983- DETALLE DE LA PINTURA MURAL EN LA "CASA NACIONAL AMNLAE" CON EL PRIMER EJEMPLO DE MOSAICO INTEGRADO A UNA OBRA DE ARTE PUBLICO EN NICARAGUA.

MOSAICO EN NICARAGUA
Pero el mosaico es también escultura y tridimensionalidad, y en este sentido en Nicaragua experimentamos, a partir de los años ’80, varias modalidades de construcción de formas en bulto y varios ejemplos se encuentran en los predios de la ex Escuela de Arte Público-Monumental de la ex Hacienda El Retiro en Managua (hoy Instituto de Deporte), mientras que la escultura más grande con esta técnica es “Las Victimas de la Guerra” de la escultora suiza Bárbara Roth, que se encuentra en el Centro Ecuménico Mons. Oscar Arnulfo Romero (CEMOAR), en el km.15.5 de la Carretera Sur de Managua..
Fue propiamente en la Escuela de Arte Público-Monumental en donde el Director, Maestro Leonel Cerrato, y el subscrito implementamos una búsqueda a lo largo y ancho del territorio nacional, encontrando una paleta muy amplia de piedras de colores con la más variada gama de tonalidades, que nos permitieron realizar, a nivel didáctico con los alumnos de la escuela, obras de gran trascendencia como los dos paneles de 13 metros de largo cada uno que se encuentran e San Carlos, Río S. Juan.
Desde entonces las experimentaciones, los descubrimientos de los secretos de esta técnica y las invenciones e innovaciones continuas por parte de algunos creadores (prácticamente sin ninguna ayuda por parte de nadie), lograron enriquecer el Patrimonio Nacional con obras como “El Pequeño Ejercito Loco” en el CEMOAR (que es el más grande mosaico de Nicaragua) y los 2 retratos en el obelisco de la Plaza Juan Pablo II del Maestro mosaiquista Leonel Cerrato.
Por su parte el mosaiquista Ricardo Gómez, Profesor de la Escuela Nacional de Artes Plásticas, realizó en Juigalpa un sinnúmero de mosaicos, casi como transformando esta ciudad en la pionera de esta técnica: allí el visitante o turista puede apreciar las obras del Maestro Gómez en el Estado Mayor del Ejercito, en el Parque Central, en la Catedral, en el Colegio S. Francisco etc.
A pesar de que el mosaico es aparentemente bastante simple a realizarse, como todas las técnicas de las artes plásticas su conocimiento profundo, para alcanzar la excelencia y calidad expresiva a veces se logra, quizás, solamente con muchos años de trabajo diario serio y profesional y por esta razón es preferible iniciar a estudiar esta técnica desde muy jóvenes, cuando hay más energías, fuerza, audacia, entusiasmo e inteligencia para lograr metas ambiciosas.
Lejos de ser un “obstáculo técnico” (como alguien insinuó en un periódico, optando por la evasión de los problemas propios del Oficio), por el contrario el mosaico puede liberar en los jóvenes sus inquietudes de carácter comunicativo y formal, madurando su propia conciencia y capacidad de acción plástica a nivel expresivo en obras de pequeño y mediano formato, hasta intervenciones de gran envergadura a nivel arquitectónico y urbano (todo lo contrario de las quimeras sobre “arte efímero” y otras astutas escapatorias que más bien alejan a los jóvenes de una formación integral y profesional).
El mosaico es una técnica apropiada para los países tropicales y su implementación y desarrollo en Nicaragua permitirá conquistar espacios en el mercado nacional y centroamericano y abrir posibilidades de empleo y trabajo creativo para muchas personas.

 

1992- "EL PEQUEÑO EJERCITO LOCO", EL MURAL DE MOSAICO DEL MAESTRO LEONEL CERRATO COMPLETAMENTE EN PIEDRAS NATURALES NICARAGUENSES (CEMOAR, KM.15,5 CARRETERA SUR, MANAGUA)

UN PROYECTO POSIBLE
En el CEMOAR/Colores de Luz, Km.15½ Carretera Sur a Managua, algunos artistas/artesanos están trabajando para construir varios “TALLERES PROFESIONALES DE ARTES Y OFICIOS”.
Entre estos el primero será el TALLER DEL MOSAICO que tendrá el objetivo de producir obras artesanales y artísticas, diseños y proyectos y simultáneamente desarrollar cursos de capacitación y formación a los varios niveles; fomentando la multiplicación de los Talleres de Mosaico en el territorio nacional, ofreciendo asistencia técnica, asesoría y capacitación.
Si el sueño de realizar este primer Taller del Mosaico lograra concretizarse, la producción podrá abarcar desde el pequeño formato como las joyas con incrustaciones de mosaicos de piedras preciosas, hasta objetos artesanales de pequeño y mediano formato (maceteras, vasos, columnas, asientos etc.); muebles para exteriores, fuentes decorativas, revestimientos ornamentales para piscinas y fachadas de casas y edificios públicos, pavimentaciones de plazas, calles y andenes etc. , además de obras de arte figurativo con temáticas diferentes, sobre tabletas de materiales variados, paneles móviles y losetas prefabricadas para composiciones fijas de grande formato; obras en alto y bajo-relieve, tridimensionales y hasta esculturas monumentales y proyectos de Integración Plástica a escala arquitectónica y urbana.
Conceptualmente con los “Talleres Profesionales de Artes y Oficios” los Maestros del CEMOAR/Colores de Luz pretenden contribuir a la reunificación de las capacidades intelectuales de formular ideas, diseños y proyectos con las habilidades manuales de realizar obras y objetos: esto es reunificar ARTESANIA, ARTES PLASTICAS y ARQUITECTURA, en la continuidad con las fructíferas experiencias de la ex Escuela de Arte Público-Monumental e inspirados en movimientos y actividades de gran arraigo en la Historia del Arte del último siglo como el Instituto de Artes y Oficios “BAUHAUS” de W.Gropius; como la obra de GAUDI en Barcelona, como el “MOVIMIENTO MURALISTA” en México etc.
La oportunidad de concentrar en un único espacio físico varias especialidades de Artes y Oficios prácticamente nuevas para Nicaragua, en un lugar muy apropiado y muy cerca de la ciudad capital como son los edificios del CEMOAR/Colores de Luz, y con profesionales de amplia trayectoria y experiencia nacional e internacional, responde a necesidades reales que tiene nuestro país si queremos enfrentar un desarrollo armónico a nivel económico y humano.
Estos proyectos responden también a la necesidad de un desarrollo integral del ser humano, y por lo tanto los Talleres, además de garantizar la producción, pueden resultar muy importantes para programas de educación normal o especial.
Es por estas motivaciones que los Maestros responsables del Proyecto declaran abiertamente que en esta fase de arranque es urgente e indispensable el aporte y la ayuda económica de instituciones y/u organismos que pueden compartir los objetivos mencionados, a partir de la construcción del TALLER DEL MOSAICO e instalación de los equipos (cortadoras, pulidoras, hornos etc.), herramientas y materiales: para iniciar la nueva era del “Mosaico Pinolero” en las artes plásticas, en las artesanías en la arquitectura y en la vida de Nicaragua.

2010-DETALLE DEL PISO DE MOSAICO CON MATERIALES VARIOS Y RECICLADOS NICARAGUENSES EN EL TALLER DEL PINTOR SERGIO MICHILINI, CARRETERA SUR, MANAGUA

—————————————————————————————————————

5 thoughts on “El mosaico en Nicaragua

  1. I am not sure where you’re getting your information, but good topic.
    I needs to spend some time learning more or
    understanding more. Thanks for fantastic info I was
    looking for this info for my mission.

  2. Hola :
    Estoy investigando sobre muralismo nicaraguense. Quisiera si me pudiesen recomendar algún libro o sitios serios sobre el tema. Desde ya muchas gracias!!!
    Gladys Altamirano de Argentina

  3. Maestro Sergio, o simplemente, admirado PINTOR. Buen día. Quiero saber si me autoriza publicar en mi blog parte de su texto HISTORIA DEL MOSAICO, por supuesto, con el debido crédito. Desde México, un saludo afectuoso con mi admiración, Bettina Cetto

Lascia un commento

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *