Retrato de San Ernesto de La Higuera

el-che.jpgEl Che Guevara era un apasionado de cubrecabezas, como el suscrito.
Contemplando las páginas de un libro fotográfico se nota como el Che ha usado de todo, desde las gorras de béisbol, hasta sombreros y boinas de vario tipo.
Llegando a Cuba en el 1956 y en los primeros tiempos de la Sierra Maestra se ve siempre con su gorra militar verde olivo.

Luego de repente, en la segunda mitad del 1958, se le nota con una boina vasca, que es la que utilizan propiamente en el País Vasco, donde se las conoce como “txapelas”. Son boinas totalmente redondas que también se pueden encontrar en Venecia o en Paris, y a lo largo de la historia la usaron personajes célebres como Rembrandt, Calvino, Lutero, Erasmo y reyes y príncipes de varios lugares.

Sergio Michilini, SAN ERNESTO DE LA HIGUERA, óleo sobre tela, cm.50x30

Sergio Michilini, SAN ERNESTO DE LA HIGUERA, óleo sobre tela, cm.50×30

Pero ahora, en América Latina, esta boina ES la boina del Che, sobre todo cuando en el frente lleva la estrella roja a 5 puntas, que en la guerrilla corresponde al grado de comandante, que el Che recibió el 21 de julio de 1957…..(mientras que la misma boina sin estrella se hizo famosa en la Revolución nicaragüense por el Padre Ernesto Cardenal…… simbólicamente significando que “entre cristianismo y revolución no hay contradicción”)
Hasta la batalla de Santa Clara, el Che lleva esta boina vasca, pero en el frente hay un misterioso logotipo que representa dos sables cruzados, aparentemente perteneciente a un enigmático “Exército DOS EUA Cavalaria”….no hemos podido saber más al respecto.

Sergio Michilini, SAN ERNESTO DE LA HIGUERA, óleo sobre tela, cm.50x30 detalle

Sergio Michilini, SAN ERNESTO DE LA HIGUERA, óleo sobre tela, cm.50×30 detalle

Luego del Triunfo de la Revolución, el Che sigue con su boina y con la estrella roja hasta que, dejando Cuba aparece en Bolivia con una gorra aparentemente “campera” o más bien “marinera”, que es igual a la que el suscrito usa normalmente.

He pintado el Che propiamente con esta gorra, en Bolivia, con la pipa y el pelo bastante descuidado.

Sergio Michilini, SAN ERNESTO DE LA HIGUERA, óleo sobre tela, cm.50x30 detalle

Sergio Michilini, SAN ERNESTO DE LA HIGUERA, óleo sobre tela, cm.50×30 detalle

Lo he representado con el fondo oro, como un icono de los santos, porque ya está allí en el camino de la beatificación.

En poco tiempo le impondrán la corona de espinas y como “El Cristo muerto” de Hans Holbein el Joven, resurgirá entre los campesinos bolivianos y entre los pueblos de América Latina y del mundo como “San Ernesto de La Higuera”.

 

 

Sergio Michilini, SAN ERNESTO DE LA HIGUERA, oleo sobre tela, cm.50×30

5 thoughts on “Retrato de San Ernesto de La Higuera

  1. Hermoso cuadro, que habla no solo de sus luchas revolucionarias, sino de todo gusto personal que tiene el ser humano, en este caso las gorras, boinas, sombreros que también utilizaba en cortes de caña. Grandioso homenaje en este mes de Julio a un Santo, aun Jesús de los pobres de los revolucionarios, él siempre será el símbolo de la Juventud curiosa e inquieta y a la vez con esa mirada serena de Paz. Le felicito y Bendiciones maestro Sergio.

  2. Maestro, buenos días,
    Este artículo es interesante siempre me he preguntado porque esa vanidad del Che de llevar diferentes boinas con logos distintos, algunos nunca se supo si fueron ideas de él mismo o regaladas porque significaban algo, nadie escribió sobre eso, tantas cosas que se dicen de él pero nadie escribe detalles de su vida privada. Gracias por presentarnos este hermoso retrato., Viva el Che, Viva la Revolución y el santo de la Higuera.

  3. El santo de la Higuera, a quien traicionaron, a quienes muchos Bolivianos le deben lo que hoy es la semilla que el Che sembro, libre soberano y en igualdad. Buen retrato con ese fondo que en lo personal solo los Santos deben y merecen llevar. Saludos fraternos maestro Michilini.

  4. Estimado Maestro,
    Ante de todo agradecida por su artículo recordando a nuestro mártir de la Revolución de las Americas, cabe destacar que las boinas jamás pasarán de moda, porque son también parte de una ideología, de una historia de la memoria de los combatientes revolucionarios, ahora han agarrado los jóvenes de andar gorras beisboleras, y se ha perdido ese gran significado de tener una boina sin importar tu ideología. Hermoso cuadro con esa mirada tan profunda y llena de esperanza del Che. Bendiciones para usted y su familia.

  5. Tiene razón Sergio el Che en ese entonces, mientras estaba en Bolivia ya sus días estaban contados, casi esperando su beatificación, su inmortalidad, a causa de la traición, el ser humano cuando se confía hasta en su propia naturaleza pierde el sexto sentido de la maldad,por eso él se entregó tanto que terminó como los Santos, excelente retrato que habla de su debilidad, sus gorras, su pipa y su mirada es muy dificil a mi parecer captar en pinceladas con tanta finura sus ojos penetrantes y serenos. Saludes.

Lascia un commento

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *